Factores de riesgo de la enuresis

A los 4 años y medio de edad, 30% de los niños aún se orinan en la cama, el 21% con poca frecuencia (menos de dos veces por semana) y el 8% de ellos con más frecuencia. Un 2,6% de los niños de 7 años y medio han mojado la cama dos o más noches a la semana. Los niños con noches húmedas más frecuentes son más propensos a tener un problema persistente y se benefician de la identificación temprana y de la investigación. La prevalencia de la enuresis nocturna es 0,5 a 2% para los adultos.

 

Hay una serie de factores que predisponen a la enuresis nocturna persistente. Hay una predisposición genética. Un estudio encontró que los pacientes con un historial familiar de enuresis nocturna primaria tuvieron una mayor incidencia a tener una baja capacidad de vejiga o a una obstrucción del flujo del control. 23% de la enuresis nocturna se asocia con encopresis o incontinencia diurna.

nino-enuresis

La enuresis es de esperar que se manifieste como una manifestación de retraso en el desarrollo, en los que tienen retraso en el desarrollo global, con o sin un síndrome asociado, como el síndrome de Down. Incluso sin retraso en el desarrollo neto, hay más probabilidades de que haya enuresis persistente en niños con retraso en los hitos del desarrollo, que hayan tenido partos prematuros o trastornos del comportamiento, tales como hiperactividad o déficit de falta de atención.

 

Pueden haber problemas neurológicos, como la espina bífida o parálisis cerebral. Las personas con problemas físicos son más propensos a tener enuresis diurna o dificultades con encopresis. Los problemas físicos son una inusual causa de la enuresis nocturna en sí.

 

La enuresis nocturna se puede asociar con la incontinencia urinaria diurna, problemas intestinales, problemas de desarrollo o psicológicos, y trastornos respiratorios del sueño. Las bebidas que contienen metilxantinas (por ejemplo, cafeína y teofilina, que se encuentran en bebidas de ‘alta energía’) pueden agravar la situación por medio de su acción diurética. Estas bebidas incluyen té, café, cola y chocolate.

 

Destacan los eventos en la vida del niño, como un ingreso en el hospital con una separación de la madre, o la intimidación, factores que son más propensos a causar enuresis secundaria. Mientras mayor es el niño, más probable es que los problemas psicológicos sean el resultado de la enuresis y no la causa. Los traumas psicológicos en la niñez pueden desembocar en aparición de esta condición en diferentes niveles.

 

Anuncios

Un pensamiento en “Factores de riesgo de la enuresis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s